Noticias

PYMES y aislamiento: Carta Abierta al Presidente de la Nación

Pymes y aislamiento

Se acercaba lo inevitable y contra el reloj intente acelerar las cobranzas y no preocuparme por la venta, ya era tarde. La sorpresa por encontrarme con una temporada escolar muy buena frente a todos los pronósticos, después de dos años de caída continua del consumo y por ende de la facturación, se fue sumando al aumento de costos indiscriminados y cuando creíamos que lo peor ya había pasado llego el preámbulo quizás, de una muerte no anunciada.

La pregunta que nos cabe como mayoristas, industriales y comerciantes en general es como seguir con una forma de transacción, en la que somos siempre los generadores de la dinámica económica del país y ante todo tipo de crisis o situación inesperada, no tenemos reaseguro para hacerle frente dependiendo solamente de nosotros mismos cuando el resto, si depende de nosotros.  Es lógico que el esfuerzo tiene que ir, en un primer momento hacia los sectores desprotegidos, pero como hacerle frente a lo que viene sino somos atendidos a lo que se está viendo venir en cascada!.

Confiábamos en que el camino se estaba enderezando, apostamos y más de uno formalizó su situación y fue más allá dando un marco legal a sus empleados, otros fuimos más allá tomando más personal, y de un día para el otro el premio termina siendo un castigo; doble indemnización.

La cadena de pagos sin dudas está cortada, primer problema, pero a eso se va a empezar a sumar los valores en cartera que no se van a poder cubrir, las facturas pendientes con nuestros proveedores, y ni que hablar si quedaste atrapado por préstamos de cualquier índole, agrégale los alquileres que no se van a poder solventar y los sueldos que necesariamente hay que hacerle frente, sin hacer hincapié en las cargas sociales y los impuestos de todo tipo. Hasta cuando una pequeña PYME podrá hacerle frente.

Estamos sin dudas frente al EFECTO DOMINÓ, donde las primeras fichas ya empezaron a caer, sin saber si el gobierno podrá frenarlas antes de que el daño sea irreversible. ¿Donde están los que tienen que encontrar el equilibrio para que esto no sea una catástrofe?; más allá de la crisis sanitaria que será muy difícil preveer pese a las medidas que se han tomado…

Soy una pequeña PYME que quiero subsistir, una pequeña empresa familiar, un pequeño empresario que uso y sigue usando parte de su tiempo para que firmas como la mía puedan crecer y hoy me encuentro desamparado, y me pregunto, nos llamarán?, nos tendrán en cuenta?

Estamos para colaborar e intentar ser una voz que lleve nuestra problemática real a los que deberían escucharnos, ojalá no se queden sin crédito en sus celulares antes que puedan escucharnos y sea tarde, todavía estamos a tiempo…no nos tiren un ancla.

Sr. Presidente adhiero a sus difíciles decisiones y entiendo que son necesarias para forjar un futuro; ¿ahora tendrá en cuenta nuestra comprometida posición?.

Ojalá pueda encontrar una solución para las pymes, sino dudo que alguna quede en pie para ayudar en la reconstrucción, siento que las fichas del domino me están alcanzando

Quien soy !!! Eso importa!? Solo importa que formo parte de ese millón de pymes que quiere seguir flotando antes que la última ficha golpee mi puerta.